Estrategias

Muchos estudiantes pueden sobresalir sin aprender estrategias. Sin embargo, la mayoría de los niños con TDAH no pueden sobrevivir sin ellas.

Las siguientes técnicas pueden ayudar al estudiante con TDAH a combatir sus síntomas y mejorar su proceso de aprendizaje, así como el rendimiento en clase.

Utilice sus expresiones faciales y el contacto visual

Los alumnos con TDAH tienden a prestar más atención a lo que usted hace que a lo que dice. Por tanto, procure utilizar el lenguaje corporal:

  • Utilice sonrisas, abrazos, haga contacto visual, apruebe con la cabeza. Todo ello reforzará lo que usted quiera transmitir.
  • Intente no levantar la voz. El control del tono de la voz es muy importante para manejar a niños con TDAH.
  • Si un niño con TDAH provoca una situación de descontrol en el aula y usted siente que pierde la paciencia, tómese un tiempo para calmarse; salga de clase, respire hondo o póngase a ordenar sus papeles.

Enséñele a pensar y procesar información

Los estudiantes con TDAH se dispersan mucho; cambian de una idea a otra. Tampoco procesan la información igual que los demás; necesitan ver y escuchar lo que tienen que hacer.

  • Enseñe al estudiante la información general antes de pasar a lo específico. Por ejemplo, antes de pedirle que lea una novela, ofrézcale un resumen.
  • Anote en color las tareas en la pizarra, así no tendrá que repetir la información muchas veces.

Intensifique los estímulos

En los alumnos con TDAH, todos los estímulos tienen el mismo grado de importancia. Por ello, usted debe intentar que un estímulo se distinga de otro.

  • Utilizando diferencias en la escritura de color o tamaño o bien usando un rotulador fluorescente.
  • Diciendo la frase más alto o más suave.
  • Agrupando en su carpeta las asignaturas a través de colores: amarillo para lengua, rojo para las matemáticas, verde para las ciencias naturales, etc.
  • Procurando utilizar más dibujos que palabras. Por ejemplo, cuando corrija algo que esté bien, puede escribir "¡Muy bien!" y dibujar una cara sonriente o triste.

Ayúdele a memorizar

A los estudiantes con TDAH les cuesta recordar conceptos. Por ello, estimúleles a utilizar técnicas nemotécnicas o a hacer asociaciones. Esto puede llevarse a cabo de varias maneras:

  • Utilice diagramas y cuadros sinópticos para la información que los alumnos necesiten memorizar.
  • Ponga en práctica técnicas nemotécnicas y mapas mentales de la información.
  • Lea cada concepto, grábelo y después permítales que lo escuchen.
  • Permítales trabajar en el suelo o en la posición que a ellos les resulte más cómoda; esto hará que puedan concentrarse mejor.
  • Escriba en tarjetas la información más relevante y relaciónelas entre sí.

Manténgase físicamente cerca

Esta es una estrategia esencial para mantener la atención del niño, evitando una mala conducta y comentarios negativos por parte del profesor. Además, la cercanía del docente hará que el niño se sienta más apoyado emocionalmente.

Manténgase cerca del escritorio del niño, póngale la mano en el hombro y haga que le mire a los ojos cuando quiera decirle algo.