En el aula

En el aula

  • Al comenzar el año, dile a tus profesores que tienes TDAH. De esta forma, podrán comprender tus dificultades y les será más fácil ayudarte.
  • Antes de entrar a clase, anticípate al tema que se tratará y piensa en él.
  • Siéntate al frente de la clase, cerca del profesor; esto hará que te sea más fácil prestar atención. Si alguien se burla, explícale que tu cambio de sitio se debe a que te cuesta mucho permanecer atento.
  • Procura prestar atención durante toda la clase; concéntrate en lo que el profesor dice, no en su ropa o en sus gestos. No hagas dibujitos en tu cuaderno mientras él está hablando.
  • Presta atención a las palabras: "lo más importante", "es fundamental", "pero", "sin embargo", "además", etc.
  • Si tienes alguna duda, consulta con el profesor inmediatamente; no esperes o creas que con el tiempo te quedará más claro. Si no puedes preguntarle al profesor, acude a tus padres, un hermano o un amigo.
  • No faltes a clase; todas las clases son importantes.

Los apuntes

Las ventajas de tomar los apuntes uno mismo son las siguientes:

  • Favorecen la asistencia a clase y la atención.
  • Lograrás mayor atención en la explicación del profesor.
  • Se trabaja el material que se ha de memorizar.
  • Las explicaciones se convertirán en una representación teatral que se grabará en tu memoria.
  • Si se toman apuntes y después se revisan, aumentará tu visión crítica.
  • Al tomar apuntes, se ponen en marcha capacidades perceptivas e intelectuales.
  • Al tomar apuntes, intenta abreviar las palabras usando un sistema que luego te resulte cómodo y fácil de entender.
  • Utiliza un cuaderno o carpeta distinta para tomar los apuntes de cada asignatura.
  • Si se te hace difícil escuchar al profesor y tomar apuntes al mismo tiempo, pregúntale si puedes usar una grabadora. Esto no sólo te ayudará a completar tus apuntes, sino a estudiar para el examen.
  • Repasa los apuntes después de clase para completar las ideas que no hayas podido captar.
  • Antes de entrar a clase, vuelve a echar un vistazo a los apuntes para recordar el tema.

Los exámenes

  • Lee todas las preguntas y subraya las palabras más importantes de cada una.
  • Contesta primero las más fáciles o aquéllas cuyas respuestas sepas mejor.
  • Tómate un tiempo para pensar y organizarte antes de escribir una respuesta.
  • Cuando se trate de preguntas tipo test o de verdadero o falso, ten en cuenta los absolutismos (ejemplo: siempre, nunca, todos, ninguno).
  • No te detengas demasiado tiempo en una sola pregunta.

Los libros de texto

  • Para comenzar a leer un libro de texto, primero lee sólo los títulos y enunciados del capítulo, y luego lee el resto del libro más detalladamente.
  • Lée las instrucciones del trabajo y busca las ideas principales.
  • Hazte preguntas, reflexiona sobre lo que has leído. (Por ejemplo: ¿por qué es importante este punto?)