Volver

Noticias/ Difusión

15/06/2017

Charlamos con el Presidente de FEAADAH sobre TDAH y Universidad

— Por AMPACHICO · 15 de junio de 2017 — Entrevista de AMPACHICO. Asociación de madres y padres de niños y adolescentes hiperactivos y con trastorno de conducta a Fulgencio Madrid Conesa, Presidente de la Federación Española de Asociaciones de ayuda al déficit de atención e hiperactividad y profesor de la Universidad de Murcia.

El pasado mes de noviembre, la  Universidad de Granada, a través de su Secretariado para la Inclusión y la Diversidad, desarrolló un curso de formación para  su profesorado y personal de servicios, para la atención a los estudiantes con discapacidad y otras Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE). Durante una semana y bajo el lema  “Formar, innovar y tutorizar atendiendo a la diversidad” diferentes ponentes ahondaron en las distintas discapacidades y dificultades del alumnado en las que se hace necesaria la adopción de medidas, entre ellas el TDAH.

AMPACHICO colaboró en el curso que contó con la intervención de don Fulgencio Madrid Conesa, Presidente de la Federación Española de Asociaciones de ayuda al déficit de atención e hiperactividad y profesor de la Universidad de Murcia con el que esta asociación ha querido charlar sobre TDAH y Universidad. Agradecemos su experiencia, su tesón y su esfuerzo por la inclusión de los chicos y chicas con TDAH en el sistema educativo. Esto fue lo que nos contó acerca de esta iniciativa de la Universidad de Granada, entre otras universidades del país, para la atención del TDAH en sus aulas.

AMPACHICO: Gracias por atendernos Don Fulgencio. ¿Cómo valora que las universidades en nuestro país comiencen a tener en cuenta el TDAH y otras dificultades en el aprendizaje de su alumnado, quizás menos visibles?

Fulgencio: Muy positiva. En primer lugar porque los chicos y chicas con TDAH son capaces de llegar a la Universidad y ésta se está adaptando a ellos. Es un éxito también de las familias, de los propios chicos y de esa adaptación previa realizada en primaria y en secundaria. En segundo lugar porque la accesibilidad es una cuestión de derecho en situaciones que no son tan perceptibles como otras discapacidades y que implica otro tipo de adaptaciones más creativas, relacionadas con el acompañamiento, la evaluación y con la manera de adquirir conocimientos; eso conlleva una mayor dificultad en la propia adaptación. A ello sumamos que hablamos de discapacidades que a veces no tienen un reconocimiento oficial como el de la discapacidad que se cifra en porcentajes. En definitiva son estudiantes con necesidades educativas específicas, a lo que no se estaba muy acostumbrado a trabajar y cuyas adaptaciones pretenden eliminar barreras. Es una alegría y un modelo para los estudiantes que están pasando dificultades ahora en la ESO y Bachiller y para las familias que lo ven ahora tan difícil.

AMPACHICO:  Con el reconocimiento y atención en la etapa universitaria ¿podemos afirmar que cerramos el ciclo en la enseñanza? ¿Estaríamos reduciendo la brecha que hasta ahora ha habido de fracaso escolar y abandono desde la enseñanza obligatoria al bachiller y la Universidad?

Fulgencio: Sí, vamos cerrando el ciclo con aquellas universidades que ya se están adaptando, como sucede en Granada, con una adaptación más personalizada, con una actitud más proactiva, formando al profesorado…es una parte del ciclo pero hay que seguir avanzando, porque el ciclo no acaba en la formación sino que hay que trasladar esta manera de actuar al ámbito laboral y la inserción en el empleo. Pero este es el camino para conseguir, en definitiva una sociedad inclusiva.

AMPACHICO:  ¿Cuál es el perfil de alumnado con TDAH que llega a la Universidad? Muchos de ellos, quizás fueron ya diagnosticados, han trabajado con medidas en el aula o adaptaciones curriculares y tienen parte del camino ya hecho. ¿No es así? ¿Qué tipo de ayuda encontrarían ahora?

Fulgencio: Sin duda, la mayoría disponen de un diagnóstico clínico, han tenido medidas y adaptaciones personalizadas en las otras etapas educativas y seguramente, incluso las han tenido en las evaluaciones de acceso a la Universidad ( P.A.U). En principio, es indispensable ese diagnóstico para trabajar con medidas en la Universidad y se les mantendría el tipo de apoyos que fueron necesarios en el Bachiller. Es muy importante que desde las anteriores etapas educativas, y al cursar Bachiller, estos estudiantes sean reconocidos como alumnos con TDAH porque esto les va a permitir poder pedir que se les reconozcan,  después en la Universidad,  los derechos que se establecen para atender  las necesidades de apoyo educativo.

AMPACHICO:  Obviamente, el objetivo último de toda formación, tanto si se opta por la Universidad como por un grado medio o superior de enseñanzas profesionales, es la mejora en la empleabilidad a la que hacía usted antes alusión. ¿Qué nos queda por hacer en ese ámbito para los chicos y chicas con TDAH? Parece que mucho aún ¿No lo cree así?

Fulgencio: Sí. Básicamente el camino es análogo al que estamos haciendo en el sistema educativo y en el sistema de salud. Primero, es importante visibilizar a las personas con TDAH, hacer saber que están ahí y que tienen sus dificultades -hay estudios que así lo ponen de manifiesto- para mantener y acceder al puesto. En segundo lugar, hay que crear un marco institucional, es decir, trasladar lo que hemos hecho en los centros educativos a los servicios de empleo. También hay que trabajar para que la legislación recoja y reconozca los derechos de las personas con TDAH en los centros de trabajo, con las adaptaciones y medidas necesarias. Estas medidas variarían según el tipo de trabajo y las dificultades de cada persona con TDAH para desempeñarlo. Por ejemplo, trabajos que requieran estar mucho tiempo sentados, como en la atención telefónica, que se les permita levantarse. Otro ejemplo es la ayuda en la inserción laboral o la búsqueda de empleo ya que muchas personas con TDAH no captan tan pronto la dinámica de un trabajo. También  la ayuda de un tercero para enmarcarse en un puesto de trabajo los primeros días y comprender las instrucciones y características del puesto. Por ahí es por donde debemos encaminar el esfuerzo.

AMPACHICO:  Gracias de nuevo por atendernos profesor y enhorabuena por el trabajo que se realiza desde la Federación Española de Asociaciones de ayuda al déficit de atención e hiperactividad.

Fulgencio: Gracias a vosotros.

AMPACHICO ha colaborado muy estrechamente con la Universidad de Granada en la elaboración de una guía docente para la atención al TDAH que será presentada oficialmente en breve y cuyas medidas vienen ya aplicándose en el alumnado. Esta Asociación cree en las capacidades de los chicos y chicas con TDAH y en la voluntad por superarse cada día y alcanzar metas, por ello aplaude iniciativas como la de esta Universidad y otras en el resto de  España que acercan cada día más la enseñanza al alumnado con dificultades. Ahora nos queda acercar el mercado laboral.


Más información:
AMPACHICO
Tel: +34 693728327
Mov: +34 693 728 327
ampachico@gmail.com

  • Compartir con:
  • Icono meneame
  • Icono delicious
  • Icono digg
  • Icono facebook
  • Icono tuenti